Recordando a... "Los Vicencio"


"LOS VICENCIO": INSPIRACIÓN INTERACTIVA
Conoce la Teleserie Virtual del momento de Fotech.cl, "Los Vicencio"


ESCRITO POR: CHRISFE

Este proyecto, que nació como una “volada” de Zergipio, se ha transformado en la teleserie virtual que actualmente cuenta con el más alto número de visitas y buena recepción por parte del público. ¿En qué radica el éxito? Al cumplir un mes de publicación, entregamos algunas claves.
Lo primero que se advierte en Los Vicencio es una conexión con temáticas reales que buscan establecer la cercanía con los lectores y que se grafica en la estructura psicológica de cada uno de los personajes principales:

Belén Vicencio: Es una exitosa y correcta diseñadora de vestuario. Casada con Rodrigo, estudiante de Medicina, aparentemente lo tiene todo para ser feliz. Sin embargo, el trauma de haber perdido a sus hijos, la obsesión por volver a quedar embarazada, lo sucedido con su hermano, y el tener que convertirse en “madre” de sus 3 sobrinos de la noche a la mañana, termina acentuando sus miedos y angustias. Belén es el prototipo de muchas mujeres que, tras una supuesta vida “normal”, esconden un cúmulo de problemas y situaciones difíciles.

Rodrigo Miranda: Casado con Belén, tiene 26 años, estudia Medicina en la Universidad Católica y está a punto de recibirse. Siempre ha estado enamorado de su esposa. Pero su vida sufre un vuelco cuando recibe en su casa a los 3 sobrinos de Belén, convirtiéndose en un padre para ellos. Y no podrá evitar una atracción por Nicole, su sobrina mayor, que se va intensificando a medida que avanzan los capítulos. Nada más habitual y verdadero: cuántas relaciones, que parecen estar perfectamente consolidadas, se van a pique cuando el hombre más fiel sucumbe frente a los encantos femeninos de la juventud. La situación se vuelve más interesante por el lazo familiar que los une, lo que le confiere esa etiqueta de prohibido o imposible a cualquier posibilidad de acercamiento amoroso; pero que, por lo mismo, engancha en el público.

Nicole Vicencio: A simple vista, puede tildársela como la niñita inmadura, rebelde y caprichosa; sin embargo, es un personaje muy humano y profundo. Su situación es el reflejo de muchas jóvenes desorientadas que, a falta de cariño, buscan llamar la atención de cualquier manera, donde su gran “norma” sea justamente romper las normas o los convencionalismos, aunque deba irse contra su propia sangre. Frente al resto se ve como una persona segura, contenida, fuerte; sin embargo, con su tío demuestra fragilidad y ternura.

Christian Vicencio: Proyecta la imagen del galán seductor, guapo, que puede conseguir la mujer que desee con sólo proponérselo. Ese aire despectivo que muestra con quienes cree inferiores lo haría detestable. Pero tras esa aparente facha, se esconde alguien muy sensible e inseguro. Al igual que él, muchas personas se colocan una careta, por el temor a expresar lo que verdaderamente sienten.

Julio César Vicencio: Encarna esa etapa de la adolescencia en la cual el joven está ávido de iniciarse en la sexualidad, más por presiones sociales que por un pleno convencimiento. Por un lado, carga con el estigma de ser la sombra de Christian. No tiene mucha comunicación con sus hermanos y tíos, por lo que preferirá abrirse con un amigo, antes que con ellos. De la misma forma que miles de adolescentes que, carentes de un buen diálogo con sus padres, terminan descubriendo lo relacionado con la sexualidad por otros medios. Su búsqueda se inicia con timidez, pero alcanzará insospechadas aristas

Francisca Sánchez: la nana de la casa Vicencio, al igual que tantas mujeres que se dedican a esta labor, es una verdadera amiga y confidente para sus patrones, postergando incluso su vida por el bienestar de éstos. Sabe aconsejar a Belén, Rodrigo y los muchachos cuando las dificultades los aquejan con esa palabra justa, delicada, amorosa y tierna.

En torno a ellos encontramos a otros personajes secundarios que tienen gran importancia dentro de la trama:

Rafael: psicólogo de Belén. Para ella las visitas a su consulta son un verdadero rito semanal, en búsqueda de quien la oiga y trate de dar respuesta a sus interrogantes. En este plano se encuentra la amiga, Ofelia; sin embargo, la relación con el psicólogo se advierte mucho más profunda, insinuándose la idea de que, en algún momento pueda traspasarse la delgada línea entre médico-paciente.Jimena: polola de Christian, es una muchacha correcta, para quien el fin no justifica los medios; aunque signifique poner término a su relación con él. En este punto, sobresale el rol de Marcelo, compañero y amigo de Christian, muchacho desinhibido para el cual pareciera no existir ningún tipo de límites, dispuesto a lograr sus objetivos a cualquier precio. Y Alejandro, amigo de Julio César, quien pololea con Romina. En su afán por conseguir que Julio debute en las lides sexuales, no sospecha que la vida le tiene preparada una sorpresa no muy grata.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, parecía que sólo bastaba con ponerse a escribir. Sin embargo, se planteaba un nuevo desafío: que cada episodio fuera elaborado por un autor diferente. Tarea interesante, pero complicada, considerando los diversos estilos y técnicas narrativas que maneja cada uno. Hoy, con varias semanas de publicación, se aprecia una perfecta unidad y coherencia, tanto en su eje narrativo, como en su estructura. Mérito de Zergipio, quien, a través de una cuidadosa y/o exhaustiva revisión, consigue aunar criterios en los que forma/fondo se encuentran armónicamente equilibrados. Existe un trabajo en equipo y eso se aprecia en la lectura y/o escritura.

Por lo anterior, Los Vicencio trasciende más allá del ciberespacio como la foronovela que trata sobre familias: la que está inserta dentro de la historia y la que está tras ella: la de los escritores de Fotech, que es capaz de adaptarse y dar lo mejor de sí para llevarla a buen puerto.

(*) Para más información, favor visitar el Area Dramática Virtual del Fotech (foro inactivo): http://www.fotech.cl

(* Gracias a Zergipio por el enlace al Museo de artículos FOTECH: http://museo.fotech.cl/artliteratura.php )

Comments

Popular posts from this blog

Juan Pablo Medina, el recordado Leandro

Conociendo a Sarita ("El amaba a esa mujer")

Recordando el boom de fanfictions sobre "Yo soy Betty, la fea"