Recordando a Valeria



***Artículo escrito por: Rojoazul***

Sin duda alguna, ha sido uno de los personajes más queridos de todas mis historias. Gracias a su gran bondad, dulzura, e inocencia, Valeria se ha ganado el cariño de mis lectores. Sentí una gran emoción cuando me informaron que había sido elegida como personaje del mes. Y en este espacio, hablaré más a fondo acerca de este gran personaje.

Valeria Castellanos es una de las protagonistas de "El Deseo de Pecar", una historia que ha causado mucha polémica por tener a una protagonista villana. Ella es la hermana mayor de Isabel, (Kate Del Castillo) y la esposa de Sebastián (Guy Ecker). Es una mujer de treinta y tres años, que está feliz porque ha encontrado al amor de su vida.

Al principio de la historia, todo en la vida de Valeria es color rosa. Está apunto de casarse con el hombre de sus sueños, tiene a una familia que la quiere y la protege, es la hermana ejemplar, y es una mujer que derrocha ternura y dulzura. Sin embargo, esta felicidad se destruye con la llegada de su hermana Isabel.

El regreso de Isabel desata una serie de acontecimientos inesperados en la historia, y llega a revivir un pasado tormentoso, y una pasión desenfrenada.

Ellas dos son las mejores amigas y siempre se han demostrado un gran cariño y admiración mutua. Desde pequeñas, ella siempre se han apoyado en todo, y aunque son como el agua y el aceite, su cariño es sincero y auténtico.

Isabel le confiesa a Valeria que un hombre que conoció en el aeropuerto la había dejado muy sorprendida y que no dejaba de pensar en él. Valeria siente alegría que su hermana se haya enamorado de un hombre. Lo que Valeria ignora es que ese hombre es Sebastián, su prometido.

Valeria le presenta a Sebastián, e Isabel se impacta al ver que se trata del mismo hombre. Y la atracción entre ellos es inmediata, tanto Isabel como Sebastián se empiezan a enamorar perdidamente. Pero ellos saben que están mal, que es un amor imposible. Para evitar herir a Valeria, Isabel trata de reprimir sus sentimientos y acepta ser la madrina de lazo en su boda. Sebastián y Valeria se casan y se van a su luna de miel.

Valeria siente que lo tiene todo para ser feliz, y ahora su mayor ilusión es formar una familia junto a Sebastián. Valeria sueña con ser madre, y es lo único que le falta y añora. Pero esos sueños se ven truncados, cuando Isabel y Sebastián se sucumben ante el deseo de pecar.
Isabel y Sebastián se convierten en amantes, es un amor que les causa felicidad, pero también mucha culpa y sufrimiento.

Valeria ignora que aquella mujer que un día los unió con aquel lazo, ahora será la causante de su desdicha. Mientras Valeria desea con todas sus fuerzas tener un hijo, ellos dos se citan en hotéles para consumir su deseo. Tristemente, Valeria se entera que es estéril, y siente un gran dolor. Jamás podrá realizar su sueño de ser madre. Valeria se siente vacía, el único consuelo que le queda es el gran amor de Sebastián.

Su mundo se derrumba cuando encuentra a su esposo y hermana haciendo el amor. Fue un golpe muy duro, que la ha marcado para siempre. Ella no conocía de sufrimiento, de dolor, y ahora lo ha venido a conocer en manos de las dos personas que más quiere. De la noche a la mañana, Valeria lo perdió todo, el amor, la felicidad, y la esperanza.

"Esta noche se han muerto mi esposo y mi hermana...y los muertos no reviven...déjenme llorar...déjenme llorar sus muertes...porque mañana no lo haré" dice Valeria con el corazón destrozado.

Y el corazón se llena de rencor, de odio, de tristeza, y de mucho dolor. Ahora Valeria no sonríe, no llora, aquella ternura y dulzura ha sido opacada por la traición. Ahora viste de negro, en memoria de su esposo y hermana.

Desde un principio, cuando empezaba a desarrollar este personaje, siempre lo hize pensando en Cynthia Klitbo. No me podía imaginar a otra actriz más que a ella. Desde que la ví como la sufrida Rosaura en la magistral "Alguna Vez Tendremos Alas", yo sabía que ella sería la Valeria perfecta. Tiene todas las características de Valeria, puede ser dulce, alegre, pero también rencorosa y amargada. Los ojos de Cynthia son tan bellos, que expresan muchas emociones. Y no me equivoqué, porque los resultados han sido magníficos.



Comments

Popular posts from this blog

Juan Pablo Medina, el recordado Leandro

Conociendo a Sarita ("El amaba a esa mujer")

Recordando el boom de fanfictions sobre "Yo soy Betty, la fea"